Significado de Abel

El significado de Abel está ligado a la propia historia de la humanidad. Según el relato de Génesis, el primer libro de la biblia, se informa que existió alguien llamado Abel que fue hijo de Adán y Eva. Irremediablemente cuando ese nombre lo escuchamos, inmediatamente lo relacionamos con otro personaje: Caín su hermano, pues este le dio muerte de forma brutal.

Abel inspira lo bueno, lo sencillo y humilde que puede llegar a ser alguien que se llame así. Además, se caracteriza por su profunda espiritualidad, haciendo que otros se sientan atraídos por su don gentil y amable.

¿Qué significa el nombre Abel?

Literalmente significa “fugacidad”, “efímero” o “pasajero”. Principalmente este nombre masculino y que se encuentra en la biblia está asociado con el término hebreo “Hevel” o “Havel”. Su forma etimológica está vinculada en primera instancia al nombre que señalan las Santas Escrituras.

significado de abel

Lo que más resalta de Abel es su gran paciencia, espera pacíficamente el momento oportuno para ejercer acción. Es un hombre afectuoso, le gusta dar y recibir cariño. En el ámbito amoroso no se conforma con tener una relación, le atraen otras aventuras. No obstante, espera que su cónyuge le guarde mucha fidelidad, ya que le es difícil superar una traición.

Le concede mucha importancia a la familia, su vida gira en torno a su hogar. Es un buen padre, que está dispuesto a sacrificar su tiempo y energías en sus hijos. Es perseverante, constante y apasionado con su trabajo, cualidades que lo hacen idóneo para alcanzar puestos importantes en una empresa.

Con estas virtudes lo más probable es que emprenda proyectos y se independice a nivel laboral. Abel va tras la búsqueda de un negocio seguro, que le provea a su familia seguridad y solvencia económica.

Origen del nombre Abel

Es un nombre propio de origen hebreo que también significa “soplo” y por extensión algo que no es duradero. La conclusión que tiene más fuerza y que está relacionada con esa denominación es la que presenta el libro de Génesis. La gente en general utiliza ese apelativo pensando en el Abel de la Biblia.

Famosos con el nombre Abel

Existe una gran gama de personajes reconocidos a nivel mundial que llevan ese nombre. Académicos, militares, diplomáticos, actores de cine, entre otros, lo tienen. Algunos ejemplos son:

  • Abel Gance: Connotado cineasta francés, precursor del cine mudo, su carrera duro más de medio siglo. Para muchos, su producción más importante fue “Napoleón”.
  • Abel Posse: Es miembro de la Real Academia Española, diplomático y reconocido novelista argentino.
  • Abel Tasman: De origen neerlandés, navegante, explorador y comerciante. Sus actividades se sitúan entre 1642 y 1644 al servicio de la Compañía Neerlandesa.

Variaciones del nombre Abel en otros idiomas

El nombre Abel se vierte en muchos idiomas. A continuación señalaremos algunos casos puntuales.

  • Albanés: Abeli
  • Griego: Ámpel
  • Mongol: Abyel
  • Tailandés: Xābel

Numerología

Está indicado con el número 2. Se relaciona con personas humildes y muy cariñosas. Es muy apropiado que tenga asignado este número, porque sus cualidades de ternura y delicadeza lo hacen merecedor de llevarlo. El carácter bondadoso y servicial también se resalta en quienes portan el 2 y Abel no es la excepción.

Santoral

El significado de Abel trae a la memoria el 25 de marzo –personaje del antiguo testamento–. Remontándonos al siglo VIII tiempo en que vivió el Arzobispo de Reims (conocido como San Abel) y considerado como un santo para la Iglesia Católica da paso a la onomástica celebrada cada 5 de agosto.

Leave a Reply